Seleccionar página

La versatilidad y ventajas del vidrio lo convierten en un material ideal para todo tipo de estancias de hogares y locales. Se trata del recurso perfecto para unir y separar espacios sin perder luminosidad y además nos aportan privacidad, a la vez que refleja y aumenta la luz.

Baños

El vidrio es el material estrella para construir mamparas de ducha resistentes, atractivas y fáciles de limpiar. No obstante, además de que este es su uso más habitual en esta estancia, el vidrio también es ideal para revestir las paredes e impedir que la humedad nos juegue una mala pasada, así como añadir un toque brillante y de color. Además, también podemos dividir distintos ambientes dentro de un mismo baño, como el de la ducha y el aseo, o el del vestidor y el baño.

En las ventanas y puertas de vidrio podemos optar por el vidrio mateado para preservar la intimidad sin perder la luminosidad.

Cocinas

En las cocinas es común encontrar el vidrio en encimeras, ya que aportan una gran resistencia y resultan muy prácticas en su mantenimiento y limpieza. Pero también puede utilizarse para separar el ambiente del resto de la casa de una forma mucho más estética y atractiva que con un muro convencional.

Los muros de vidrio en la cocina permiten disfrutar de un campo visual amplio y beneficiarse de la luz natural que entre por los espacios adyacentes. Por otra parte, esta solución impide que los malos olores y el ruído se trasladen a otras habitaciones. Es por tanto una solución ideal para aislar cocinas americanas cuando queremos que estos factores no resulten un problema.

Salones y comedores

Los muros de vidrio en salones y comedores eliminan las barreras visuales y dan una gran sensación de amplitud, a la vez que se disfruta de las ventajas de compartimentar una estancia de otras. Pueden colocarse en el interior, para separar distintos ambientes de la casa o de cara al exterior, en el caso de que la privacidad no sea un problema o que pensemos colocar vidrio mateados o efecto espejo.

Recibidores

A menudo los recibidores son una de las estancias más oscuras de las viviendas. Ese problema puede solucionarse fácilmente colocando un muro de vidrio satinado al ácido de cara al exterior, al ser mate, no resulta un inconveniente para la privacidad pero permite que entre una gran cantidad de luz del exterior.

Escaleras

La transparencia de las particiones de vidrio es ideal para que la luz pueda circular sin problema de una planta a otra de la vivienda. Un muro transparente permitirá llenar de luz natural una planta que de otra forma quedaría mucho más oscura. Si queremos aumentar la sensación de luminosidad y además crear un espacio mucho más atractivo, podemos decantarnos por colocar escalones y/o barandillas de vidrio.

Terrazas y balcones

Si tenemos la suerte de contar con un balcón o terraza en nuestra vivienda, el vidrio es ideal para sacarle partido a todas sus ventajas y crear un exterior mucho más moderno y atractivo. Las barandas de vidrio permiten disfrutar en su totalidad del paisaje y conectar la vivienda con el espacio que le rodea.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish