937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

¿Quién dijo que los únicos cristales que existen son los clásicos transparentes?, ¿y que el uso del vidrio se limita a la fabricación de puertas y ventanas? Hoy en día las opciones de los cristales decorativos van mucho más allá, y son capaces de adaptarse a todos los gustos y necesidades.

¿Qué son los cristales decorativos?

El vidrio es un material muy dinámico y versátil que puede fabricarse en infinidad de estilos, colores, y grados de opacidad. Y precisamente son estos vidrios que se salen de lo común, los que llamamos cristales decorativos.

Estos cristales se obtienen modificando los procesos de fabricación del vidrio convencional, al que en ocasiones se añaden colores, imágenes o texturas.

¿Dónde colocar cristales decorativos?

Los cristales decorativos pueden emplearse en cualquier espacio en el que se colocaría un cristal convencional; en ventanas, escaparates, repisas, mesas de cristal, puertas de vidrio, espejos, paneles de vidrio para la cocina o el baño, mamparas de ducha… Pero con el extra de aportar un toque diferente y original a las distintas estancias.

Por ejemplo, las mamparas pueden tener un color más atrevido como el rojo, o tener texturas en relieve, estar mateadas o incorporar un diseño específico en ellas. En el caso de las ventanas, pueden incorporarse cristales decorativos en forma de vidrieras, el logo de una empresa, o matearlas para preservar la intimidad del interior. Y las mismas, y muchas otras opciones en el resto de los casos.

Por tanto, el uso de los cristales decorativos es ideal para personalizar espacios, decorar muebles o cualquier entorno que necesite un toque de luz y color.

Además, a las ventajas más específicas de los cristales decorativos, se suman otras como la durabilidad del vidrio, su pureza y su fácil mantenimiento.

¿Qué tipo de cristal decorativo elegir?

Existen varios tipos de cristales decorativos entre los que elegir:

Vidrio traslúcido u opaco

El vidrio mateado o traslúcido, es uno de los cristales decorativos más utilizados. Éste tiene la finalidad de conseguir un efecto óptico difuminado o borroso para mejorar la privacidad.

Se puede conseguir este efecto con mateado a la arenaun gravado que se realiza sobre el vidrio mediante un tratamiento con un chorro de arena, transformando el vidrio transparente en uno traslúcido o decorado jugando con la transparencia.

Esta técnica también se trabaja sobre un vidrio de color, realizando un diseño y consiguiendo ese efecto de mate sobre el color brillante del vidrio.

Vidrio coloreado

Este otro tipo de cristal decorativo puede conseguirse añadiendo óxidos de metales al cristal durante su fabricación, o bien añadiendo esmaltes y pinturas especiales una vez terminado.

El vidrio coloreado semitransparente se compone de dos o más vidrios (templados o sin templar) entre los cuales se lamina una película intermedia.

Vidrio texturizado

Este tipo de cristales decorativos presentan texturas de relieve en la superficie del vidrio que se crean con la aplicación de técnicas como el ácido, chorro de arena, picado, desbastado, lo que le hace perder su aspecto liso y suave.

Vidrio serigrafiado

Entre los cristales decorativos, el vidrio serigrafiado es el que más se utiliza para destacar, por ejemplo, el logo de una empresa o para dar un toque más especial a las paredes de un local.

La serigrafía permite imprimir motivos sobre el vidrio con esmaltes cerámicos opacos o translucidos del diseño y color deseados.

Después de un proceso de templado, el esmalte queda vitrificado y los motivos serigrafiados permanecen inalterables al paso del tiempo.

Impresión digital en vidrio

Este vidrio se crea a partir de imágenes digitales; reproduciendo con exactitud prácticamente cualquier diseño que se desee poner en el cristal. La imagen que se elija no sufre daño alguno y permanece inalterable con el tiempo. La impresión digital permite crear una amplia variedad de niveles de transparencia en un único panel de vidrio.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish