Las escaleras ocupan una parte importante en las viviendas de más de una planta. Pero las barandillas para escaleras interiores no sólo cambian el aspecto de esta zona de paso, también pueden hacer que toda la casa parezca más moderna, más clásica, más vintage, o incluso más minimalista cuando se apuesta por prescindir de ellas.

¿Aún no tienes claro qué tipo de barandilla va mejor con el estilo de tu vivienda? ¡Os damos algunas ideas!

¿Cómo elegir las barandillas para escaleras interiores adecuadas?

Existen tantos tipos de barandillas, que encontrar una que se amolde a todas las necesidades de cada persona es muy sencillo. No obstante, es importante tener en cuenta una serie de factores antes de hacer esta elección.

Elegir la barandilla dependiendo del estilo de la casa

En las viviendas más modernas o de estilo industrial, las barandillas para escaleras interiores más adecuadas son aquellas fabricadas en materiales sencillos y elegantes como el vidrio o el metal.

En cambio, en las casas de estilo más clásico o antiguo, mejor optar por barandillas de madera y forja, más robustas y con más adornos.

¿Qué tipo de barandilla de interior elegir según el tamaño de la casa?

En las viviendas de tamaño más reducido, la mejor opción para aprovechar el espacio al máximo es colocar unas escaleras de caracol. Sin embargo, no resulta el tipo de escalera más adecuado para todos los públicos, pues pueden resultar peligrosas para niños pequeños o personas mayores. En estos casos, también puede optarse por una barandilla de vidrio, ya que este material da siempre mayor sensación de amplitud.

Cuando se dispone de un espacio más amplio, las opciones se multiplican. En estos casos se puede optar por escaleras en forma de L, o por escaleras con varios tramos y descansillos.

En las casas con niños, lo primordial será optar por las opciones más seguras y cómodas. Por tanto, habrá que elegir los materiales de mejor calidad y aquellos que resistan a golpes y arañazos. También es importante evitar las barandillas con formas muy picudas, y los escalones y barandas que dejen grandes huecos por los que se puedan caer.

Tipos de barandillas según el material

El material de la barandilla lo dirá todo sobre la calidad y el aspecto de este elemento. Entre los materiales de barandillas para escaleras de interior más demandadas y con mejores propiedades se encuentran las barandillas de vidrio, de metal, de madera, o de forja.

¿Por qué elegir barandillas de vidrio?

Las barandillas de vidrio son la opción perfecta cuando se quiere dar un aspecto innovador, sencillo, elegante y sofisticado a una vivienda. Las barandillas de vidrio o de cristal permiten el paso de luz y aportan las luminosidad y sensación de amplitud allí donde se colocan.

Además, las barandillas para interior de vidrio combinan perfectamente con cualquier estilo, desde los más modernos, a aquellos que quieren mezclar las tendencias actuales, las futuras y las pasadas.

Por otro lado, las empresas especializadas en vidrio como Glass Style fabrican todo tipo de barandillas de vidrio en Barcelona, pues pueden diseñarse en multitud de diseños, colores y texturas.

Las barandillas de cristal pueden adaptarse a escaleras ya construidas sin grandes complicaciones técnicas, lo que juega como ventaja para este tipo de barandilla.

Barandillas clásicas de madera

Si se busca reforzar el estilo clásico de una casa, la mejor opción es colocar barandillas de madera. Este material, cálido y reconfortante aporta esa finura que se busca en viviendas de muebles robustos y clásicos.

Sin embargo, dependiendo del tipo y el color de la madera que se elija para la barandilla, puede darse un aspecto más moderno, más clásico, o más minimalista. Incluso pueden combinarse con vidrio para unificar clase y vanguardismo.

¿Cuándo colocar barandillas de metal o forja?

El acero y el metal son unos materiales resistentes que combinan a la perfección con estilos industriales y urbanos, con un toque desenfadado.

Por otro lado, las barandillas de forja van muy bien con estilos clásicos, pero también vintage y bohos. Además, al igual que el resto, puede combinarse con otros materiales para acentuar el estilo que quiera conseguirse con este elemento.