937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

¿Imaginas poder disfrutar de la piscina tanto en verano como en invierno? La cobertura para piscinas permite proteger a ésta de las inclemencias del tiempo y poder mantener la temperatura climatizada del agua con más facilidad. ¿Sueñas con tener una piscina cubierta? Desde GlassStyle, empresa especializada en estructuras de vidrio, os contamos todas sus ventajas a continuación.

Piscina para invierno y verano

Para todos aquellos que adoren nadar o relajarse en el agua, tener una piscina cubierta es casi un sueño.

La piscina cubierta permite a sus usuarios tener a su disposición en cualquier época del año un lugar en el que descansar y desconectar de la rutina. A la vez que un espacio propio en el que poder practicar la natación, con sus innumerables ventajas para la salud.

Entre otras cosas, nadar una hora al día nos permite quemar unas 500 calorías. Además, se equilibra la presión arterial y se normaliza el pulso. Las articulaciones se hacen más fuertes y ayuda a mejorar la postura para colocar de manera más adecuada la columna. Se trata también de un ejercicio muy recomendable para problemas de espalda.

Por otro lado, tener una piscina cubierta es un gran reclamo en hoteles y alojamientos turísticos, ya que supone un extra a tener muy en cuenta por los huéspedes. Especialmente en temporada baja, cuando las reservas tienden a disminuir.

La piscina cubierta rentabiliza la inversión en la piscina

Construir una piscina supone una gran inversión. De ahí que esto, sumado al espacio necesario para colocar la piscina, suponga que tener una piscina sea todo un lujo.

Pero gracias a las cubiertas para piscina, la inversión se rentabiliza. Ya que no es lo mismo reservar su uso a un par de meses al año, que poder disfrutar de ella y sacarle partido durante todas las estaciones de éste.

Las cubiertas para piscina permiten ahorrar en mantenimiento

Otra de las grandes ventajas de las piscinas cubiertas es que necesitan un mantenimiento mucho menor. Y es que una piscina cubierta no sólo permite que la temperatura del agua se mantenga estable si es climatizada. Sino además que siempre esté protegida del polvo del aire, las hojas o los insectos del jardín.

Esto supone un gran ahorro de costes tanto en tiempo, como en productos de limpieza, y ni que decir tiene en la cantidad de litros que se necesitan para volver a llenar la piscina cada año.

La cubierta ayuda a mantener caliente el agua

Las cubiertas para piscina de vidrio potencian el efecto invernadero gracias a que proyectan todo el calor del sol hacia el interior. Esto ayuda a que el agua de la piscina se encuentre siempre a una temperatura más agradable. Aunque en este sentido se deberá tener en cuenta la localización de la piscina y potenciar que reciba la mayor cantidad de luz solar a lo largo del día.

¿Cómo mantener el agua caliente en una piscina cubierta?

Para que efectivamente se pueda disfrutar de la piscina todo el año, lo ideal es que se opte por un cerramiento eficaz, que aísle totalmente el exterior del interior. Pero además, especialmente en los climas más fríos, se necesitará incorporar un sistema de calefacción tanto en el agua, como en el ambiente.

Una buena alternativa en zonas más cálidas es hacer uso de la energía solar para hacer funcionar esta calefacción ahorrando en costes y respetando el medio ambiente.

Armonizar el cerramiento de piscina con el entorno

Existen multitud de tipos de cerramientos para piscina. Pero sin duda, el que mejor funciona respecto a la armonía que consigue con el medio donde se encuentra la piscina es el de vidrio.

Que las cubiertas y los laterales de la piscina sean transparentes permiten una integración total y de manera más natural. Puede optarse por opciones muy diferentes: Techos movibles para cuando llega el buen tiempo, estructuras deslizantes, cubiertas fijas con laterales correderos, etcétera.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish