937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

En toda construcción nueva o renovación del cuarto de baño se repite siempre la misma pregunta: ¿Es mejor poner una ducha o una bañera? Aunque para gustos colores, lo cierto es que existen unos motivos muy claros para decantarse por una u otra opción dependiendo de las necesidades de cada familia.

Las ventajas de poner una ducha en el baño

Está claro que la primera ventaja de poner un plato de ducha en el cuarto de baño es que el espacio se aprovecha mejor. Pero no es la única, las duchas permiten un acceso más sencillo y una adaptación más fácil a las dimensiones de esta estancia.

Poner una ducha en cuartos de baño pequeños

Las duchas son la opción más elegida en baños de tamaño reducido. Esto se debe a que aunque también existen bañeras de diferentes dimensiones, existen platos de ducha que no superan el metro cuadrado.

No es de extrañar por tanto que una de las reformas más habituales en las viviendas sea la de cambiar la bañera por un plato de ducha. Además, si queremos que el cuarto de baño parezca más grande, lo ideal es poner mamparas de vidrio, que dejan a la vista la totalidad del espacio.

En GlassStyle fabricamos mamparas de vidrio a medida que se adaptan perfectamente al espacio en cuestión.

Poner un plato de ducha para facilitar el acceso a toda la familia

Si en la vivienda se hospedan personas mayores, los platos de ducha no sólo son más accesibles, sino que también evitan multitud de los accidentes más comunes en esta zona de la casa.

Los platos de ducha a pie de suelo no sólo son más seguros y cómodos, también ayudan a hacer que los cuartos de baño más pequeños parezcan más amplios. Aunque su instalación puede ser más complejas, ofrecen una superficie continua con el suelo, sin ningún obstáculo para sus usuarios.

En estos casos, las mamparas de vidrio de calidad son aún más recomendadas. Ya que estas permiten el uso de la ducha sin tener que sufrir las consecuencias de que caigan gotas (o chorros de agua) al exterior de la misma.

¿Por qué poner una bañera en el cuarto de baño?

Las bañeras, aunque a menudo son menos prácticas, ofrecen un gran encanto a todo tipo de cuartos de baño, especialmente si disponemos de más espacio en ellos.

Bañeras en cuartos de baño con estilo

Las bañeras dan ese toque romántico al baño que tanto gusta, especialmente si se opta por una de patas. Las bañeras de estilo retro juegan con la ventaja de la estética, siendo perfectas para crear espacios únicos y con estilo que inviten al descanso.

Esto hace que las bañeras no sólo se instalen en el cuarto de baño. Cada vez es más común encontrarlas en otras zonas como el dormitorio principal o el vestidor.

Bañeras para los amantes del relax

Aunque las duchas son muy placenteras, hay personas que no quieren perderse la oportunidad de poder darse largos baños en una buena bañera. Acompañadas de unas velas, bombas de baño y música de fondo, la bañera es un buen recurso para desconectar. No obstante, lo cierto es que no es una ventaja a la que se suela sacar mucho provecho, de ahí que muchos usuarios opten por tener una bañera, pero siempre y cuando también dispongan de una ducha para los baños más rápidos y diarios. De esos en los que todo lo que se busca es comodidad y ahorro de tiempo para poder llegar a todas nuestras tareas pendientes.

Y tú, ¿qué prefieres? Elijas la opción que elijas, no dudes en consultarnos cualquier duda que pueda surgirte en cuanto a la instalación de mamparas de vidrio para bañeras y duchas.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish