937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

Tener una terraza, un gran balcón o un jardín es todo un lujo que no todos se pueden permitir. No obstante, estos rincones, aunque se convierten en nuestros favoritos cuando llega el verano, el resto del año pasan desapercibidos sin pena ni gloria.

Pero si no nos conformamos con estos pocos meses de calor y queremos aprovechar estos espacios al máximo, siempre podemos recurrir a su cubrimiento.
Cubrir un espacio exterior nos permitirá aislarlo de la temperatura e inclemencias del tiempo, y por tanto utilizarlo como si de otra habitación de la casa se tratara, en menor o mayor medida (dependiendo del tiempo de cubrimiento).

Las hay de vidrio, tela, madera, caña… Y pueden ser fijas o móviles. Las cubiertas y toldos son perfectas para protegernos de las tormentas repentinas de primavera, del insoportable sol del verano o del frío aire del invierno.

Elegir una cubierta u otra dependerá del tipo de terraza, de nuestro estilo y de lo cerrada o abierta que la queramos.
Pérgolas de madera

Las pérgolas de madera son la opción perfecta para cubrir un espacio determinado del jardín que queramos cubrir con plantas y proteger del sol, ya que su estructura es ideal para dejar subir por ella diversas planta como las enredaderas.

Las pérgolas son una opción muy romántica para cualquier jardín, aunque pueden no ser suficientes para una terraza si lo que buscamos es un cubrimiento total.

Cañas

Los toldos formados por cañizo se utilizan como complemento a las pérgolas y sirven para hacer menos directa la acción del sol, filtrando su luz y dejando pasar sólo algunas franjas.

En cambio, esta solución no es la adecuada para zonas de mucha lluvia, ya que no nos protegerán de ella.

El aspecto natural de la caña y la paja dan a las terrazas y jardines un toque exótico muy especial.

Textiles

Las estructuras de metal y madera pueden combinarse con un techado de tela para proteger el espacio del sol. Esta alternativa tiene la ventaja de que en la mayoría de los casos los toldos pueden ponerse y quitarse según nos interese. Pudiendo tanto tomar el sol como almorzar a medio día en pleno verano sin problema.

El mayor inconveniente es que los textiles se estropean con facilidad con el sol y la lluvia, por lo que en poco tiempo pueden quedan inservibles o poco estéticos.

Cerramientos de vidrio para terrazas

El vidrio es la opción más acertada si lo que buscamos es disfrutar de un espacio exterior con las ventajas de las habitaciones de interior. Al ser transparente, no perdemos detalle de las vistas ni del sol, si lo que queremos es aprovecharlo al máximo. Además, la lluvia dejará de ser un problema.

Otra de sus ventajas es que las estructuras de vidrio pueden cubrir por completo una terraza o balcón de forma fija o móvil, pudiendo con esta última opción disfrutar del aire fresco de las noches de verano o ventilar la terraza cuando lo deseemos.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish