937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

El fusing es una de las técnicas de decoración en vidrio más extendidas en todo el mundo, probablemente por la variedad de resultados que permite y por la sencillez de su proceso de fabricación. Básicamente, la técnica se basa en superponer vidrios de colores con el diseño deseado a un vidrio base e introducirlo en el horno.

Gracias a la temperatura del horno, que será aproximadamente de 820º, es posible que se cumpla la función de este procedimiento y que, como su propio nombre indica, los diferentes colores y diseños se ‘fusionen’ y den lugar a auténticas obras de arte. Como resultado se obtiene una sola pieza libre de tensiones.

Esta técnica no sólo fusiona el vidrio y el color, sino también la propia técnica del artista, su creatividad y su saber hacer, ya que los diseños no son algo casual, sino que todo está pensado para crear diseños bien concretos. Gracias a esto, todos los diseños son totalmente únicos.

Cuando el vidrio se introduce en el horno con la temperatura adecuada, el vidrio pasa de ser sólido, a tener una textura de miel y finalmente una totalmente líquida. Es este el momento en el que el artista aprovecha para manipular el material y darle los efectos deseados.

Gracias a la cantidad de materiales que se suman a esta técnica, se potencia aún más la creatividad de los artesanos y se obtienen resultados que pueden ir desde la puerta de un mueble, hasta inmensas vidrieras que ocupan ventanas e incluso paredes al completo.

Dos tipos de fusing

Full-fusing

El full fusing es la técnica mediante la cual se funde todo el conjunto de vidrios para dejar una superficie totalmente plana.

Tack-fusing

Por otra parte, el tack fusing pretende no deformar del todo el tamaño ni el grosor de los vidrios que decorarán la base, para dar como resultado una pieza única en distintos relieves.

El material principal para realizar esta técnica es claramente el vidrio, por ello, al ser el material estrella merece prestarle una dedicación especial. Los distintos vidrios utilizados, tanto el de la base, como los decorativos, deben tener cierto grado de compatibilidad que estará medido por el coeficiente de la dilatación del vidrio.

Este coeficiente tendrá que ser el mismo en todos los vidrios utilizados. Cuando se produce una tensión entre los tipos de vidrios se debe a una incompatibilidad entre los tipos o a un incorrecto enfriamiento de la pieza. Para medir la tensión de las piezas se utiliza un estresómetro, un foco de luz que atraviesa dos lentes polarizadas entre las que se encuentra el vidrio.

Aparte de los vidrios, que principalmente serán tintados o esmaltados en superficie, y coloreados en masa, otro elemento a tener en cuenta es el polvo que separa el vidrio fundido de los moldes. Otro material utilziado es la fibra cerámica, esencialmente para fabricar moldes.

¿Qué aplicaciones tiene el fusing en decoración?

Las aplicaciones más comunes de esta técnica son la creación de vidrieras emplomadas en aluminio y hormigón, vajillas, platos decorativos y fruteros, cuarterones para puertas de paso y muebles, tapas de mesas, vitrinas, espejos, murales, mamparas de separación de espacios, encimeras para baños o cocinas, tiradores de puertas y armarios, lámparas, rótulos, logotipos, bisutería, azulejos en vidrio… Y un largo etcétera que se presta a la imaginación del cliente y de las empresas de vidrio.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish