937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

El frontal es la zona de la cocina que más tiende a ensuciarse; ya que se trata de la parte de la pared que por su ubicación recibe todas las salpicaduras, humedades y fuertes temperaturas. Por tanto, la elección del frontal de cocina ideal no sólo es una cuestión estética, también se deben tener en cuenta los aspectos funcionales y prácticos de esta superficie.

Frontal de cocina de vidrio

En Glass Style somos expertos en diseñar y fabricar frontales de vidrio para cocinas modernas y con estilo.

Nuestros frontales pueden estar fabricados con vidrio de colores o transparentes, que resultan muy fáciles de instalar y mantener. Tanto, que se presentan como la opción más fácil de limpiar y de tener siempre impoluta la zona del salpicadero de la cocina.

Al tratarse de un material completamente liso, el vidrio se limpia con extrema facilidad. Para ello, simplemente bastará con pasar un paño húmedo y aplicar, si se quiere, un producto especial para dar brillo o eliminar la suciedad más persistente.

Además, los frontales de vidrio templado aportan ligereza al espacio y reflejan la luz, por lo que las cocinas parecen más amplias y luminosas.

Otra de las grandes ventajas de los frontales de vidrio es que pueden diseñarse completamente a medida, eligiendo el color y acabado deseado. E incluso teniendo la posibilidad de imprimir una imagen o una fotografía. Al tratarse de un material tan versátil, los frontales de vidrio combinan perfectamente con todos los estilos y tipos de muebles o encimeras.

En Glass Style nos ajustamos a las necesidades y gustos de nuestros clientes, hasta dar con el diseño que desean para su hogar o local. Nuestros frontales de vidrio son la mejor opción para proteger las paredes de la cocina de la suciedad y la humedad. Así como renovar este espacio y darle un aspecto mucho más moderno y actual.

Frontal de cocina de alicatado

El alicatado con azulejos es el tipo de frontal más convencional y clásico. Este material lleva años utilizándose por ser resistente y fácil de limpiar. No obstante, las juntas que sostienen los azulejos y separan unos de otros están elaborados con un material más poroso. Por lo que aunque las piezas de azulejos sean más fáciles de limpiar, las juntas irán cambiando de color y con el paso de los años tendrán un aspecto más amarillento.

Aunque hay opciones para todos los gustos, los frontales alicatados con azulejos más clásicos, hacen que las cocinas parezcan más antiguas. No obstante, existen multitud de colores y acabados para cubrir las paredes de una cocina más moderna. Por ejemplo, los azulejos de colores oscuros o atrevidos pueden combinar mejor con cocinas más vanguardistas.

Para evitar el problema de juntas existe el azulejo rectificado. Estas son piezas con canto recto que permiten juntas tan finas que apenas se notan. Además, como no tienen mantenimiento, estos azulejos son más fáciles de limpiar y mantener.

Frontal de cocina de piedra

Las piedras naturales con acabados más lisos como el mármol y la pizarra también son una buena opción cuando se busca dar un toque diferente.

El mármol aporta exclusividad y elegancia, aunque su precio suele ser bastante más elevado que el resto de opciones.

Por su parte, la pizarra es otra roca natural que ofrece una gran dureza. Además, ofrece muchas posibilidades en cuanto a colores y texturas, con acabados más pulidos o en cambio, naturales.

Otra posibilidad es recurrir al cemento pulido o microcemento. Esta opción tiene una aplicación más costosa y debe planearse con más antelación y de forma previa al montaje de los muebles. Además, es un material más poroso y difícil de mantener, aunque suele aplicarse un pulido de cera para hacerlo más resistente a las manchas.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish