937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

Hoy en día el vidrio que utilizamos en los diseños de GlassStyle en construcción y decoración es de gran calidad, lo que aporta muchas ventajas en cuanto a la seguridad de los usuarios. De hecho, son denominados como vidrio de seguridad por las características que presentan en caso de rotura. No obstante, es importante conocer qué hacer en caso de corte por vidrio o cristal. Ya que la gran presencia de estos materiales en nuestro día a día aumentan las probabilidades de sufrir un corte con un espejo que se cae, un vaso que se rompe en nuestras manos o incluso recogiendo los restos de un jarrón que han tirado los niños jugando.

Curar heridas leves por corte de vidrio o cristal

Antes de proceder a curar un corte por un trozo de vidrio o cristal deberemos valorar la magnitud de la herida.

En caso de que el corte no haya sido muy profundo, procederemos con los siguientes pasos.

Primero deberemos lavar la herida con suero fisiológico, o con abundante agua y jabón en su defecto. Es importante no usar nunca en este paso algodón, alcohol o algún tipo de polvo o pomada.

Para secar la herida, podemos usar una gasa y dar pequeños toquez de adentro hacia afuera. Si se sangra, la presionaremos suavemente hasta que el sangrado se detenga.

Una vez la herida esté seca, pasaremos a desinfectarla con alguna solución antiséptica como la povidona yodada. Esta limpieza se deberá hacer también desde el interior hasta el exterior para que se expulsen los cuerpos extraños que pueda haber. De nuevo procederemos a secar la herida tal y como lo hemos hecho antes, y pasaremos a cubrirla con una gasa estéril fijada con una tela adhesiva, o bien utilizar una tirita del tamaño adecuado al corte por vidrio o cristal.

Cómo actuar y curar heridas graves 

Si el corte por vidrio o cristal ha sido considerable, lo ideal es llevarlo a un centro médico de urgencia. En el caso de que existan objetos incrustados, sea vidrio o cualquier otro material, no deberemos extraerlos, ya que podrían estar cubriendo la herida y bloqueando el sangrado.

Lo primero será lavar la herida con agua para ver la magnitud. Si no hay nada hincado que nos lo impida, podremos presionar el corte con gasas estériles o un paño limpio durante varios minutos para detener el sangrado.

Cuando la sangre haya empapado la primera gasa, no la apartaremos, sino que utilizaremos otra encima y continuaremos ejerciendo presión de forma uniforme y directa.

En caso de sentir mucho dolor por el corte con vidrio o cristal podría darse algún medicamento como paracetamol. En los casos en los que la herida sea muy profunda o esté muy sucia, se deberá consultar con el especialista la necesidad de usar antibióticos o vacunas.

Durante los dos días siguientes la herida puede presentar inflamación y signos de enrojecimiento, dolor y calor en la herida. Si después de estas 48 horas estos signos persisten, significará que la herida se infectó. Por lo que se deberá acudir a un centró médico.

Cómo prevenir cortes por vidrio o cristal

Como decíamos al principio, es muy conveniente utilizar siempre que se pueda vidrios de seguridad. Ya que en caso de rotura, los cristales no serán peligrosos para los usuarios, o lo serán mucho menos.

Por otra parte, no se deberán dejar al alcance de los más pequeños objetos cortantes ni de cristal.

En piscinas, parques y playa evitar el uso de vasos de vidrio, ya que pueden caerse e incrustarse en la piel. También es importante que en estos lugares se vaya siempre con calzado adecuado para evitar que los trozos de cristal que puede haber en el suelo o las rocas produzcan cortes en la planta del pie.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish