937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

A todos nos gusta ahorrar, conseguir buenas ofertas y pagar menos de lo que nos habría costado un producto similar en otro comercio. Sin embargo, a veces pagar menos por un elemento importante puede costarnos muy caro. Y precisamente esto es lo que ocurre cuando pretendemos ahorrar en las ventanas de casa. Si estás pensando cambiar las ventanas de tu hogar, atención, porque te contamos los motivos por los que no escatimar en precios ni calidad.

1 La importancia de instalar unas ventanas de calidad

Las ventanas son uno de los elementos imprescindibles en cualquier vivienda. Ya que mientras que por un lado nos permiten disfrutar del entorno y ventilar, también dan luz al interior de la casa y la hacen mucho más agradable y confortable. Pero unas ventanas de calidad también tienen la importante función de mantener un correcto aislamiento.

Por ello, es importante prestar atención a la hora de cambiar las ventanas de la casa o de elegirlas si la obra es nueva. Sin que el precio de las mismas sea el factor decisivo.

El coste de una fachada de calidad superior, con carpinterías de máximo aislamiento, puede resultar alto. Pero si se tiene en cuenta el ahorro en las facturas de luz y gas de los años siguientes, la inversión merecerá la pena con creces.

2 Ahorrar con unas buenas ventanas

Ahorrar en las ventanas de casa no es una buena idea. Principalmente porque la poca o mucha cantidad que ahorremos en las ventanas, sólo será el principio de todo el dinero (en forma de electricidad o calefacción) que se escapará por las propias ventanas debido a un mal aislamiento de las mismas.

Cuando una casa está mal aislada, significa que la mayor parte del frío o calor que genera la vivienda se está escapando. Para solucionar este problema, lo ideal es hacer un cambio de ventanas. Ya que contar con unas ventanas con buen aislamiento en la vivienda es esencial para mantener la temperatura del interior. Según algunos estudios, con un buen aislamiento en las ventanas es posible ahorrar hasta un 70% en calefacción y un 55% en aire acondicionado.

3 La seguridad de unas buenas ventanas

Como el resto de componentes y elementos de una vivienda, las ventanas deben ser totalmente seguras, especialmente si habitan niños pequeños en casa o nos encontramos en una zona accesible desde el exterior.

Unas ventanas de mala calidad podrían resultar peligrosas o romperse a la mínima, pudiendo convertirse en todo un peligro para los usuarios. Mientras que unas buenas ventanas estarán fabricadas con vidrio de seguridad, que no se rompen en trozos peligrosos en caso de rotura.

Que unas ventanas sean seguras dependerá de los siguientes factores:

  • Los materiales de la carpintería
  • Sus refuerzos y juntas
  • Los herrajes de seguridad: Existen muchos tipos de herrajes dependiendo del nivel de seguridad necesario.
  • El vidrio utilizado.

4 Invertir en calidad de vida

Por último, otro motivo por el que no ahorrar en las ventanas de casa es que optar por unas ventanas de un precio más elevado, pero también de mejor calidad, mejorará nuestra calidad de vida. Esto no es más que una consecuencia del mejor aislamiento térmico y acústico, así como de poder disfrutar de una vivienda más segura. Además, las ventanas de calidad gozan de una vida útil más larga, por lo que evitaremos tener que cambiar de ventanas a los pocos años por su ineficiencia.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish