937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

Reciclar vidrio y otros materiales como papel o cristal, es fundamental para respetar y cuidar el medio ambiente y sus recursos naturales, algo que repercute directamente en las personas que vivimos en este planeta, y en la de todas aquellas que algún día lo harán.

¿Por qué reciclar?

Si aún no te has animado a reciclar, desde GlassStyle te explicamos lo fácil que es y las grandes repercusiones que este acto tan sencillo tiene.

Y si ya reciclas, y quieres conocer algunos consejos para reciclar vidrio y otros materiales correctamente, de parte de todos nosotros… ¡Gracias!

Reciclar vidrio ayuda a conservar los recursos

Al reciclar vidrio, y otros materiales, estos se pueden convertir en nuevos productos. Esto se traduce en una necesidad menor de recurrir a nuevos recursos naturales.

Por ello, cuando se opta por no reciclar, es necesario utilizar nueva materia primera fresca de la tierra, repercutiendo negativamente en los hábitats naturales.

El reciclaje ahorra energía

Usar materiales reciclados en la fabricación de nuevos objetos, consume considerablemente menos energía que la que se requiere para producir productos nuevos a partir de materias primas.

Por otra parte, se necesita más energía para extraer, refinar, transportar y procesar materias primas listas para la industria, en comparación con proporcionar materiales que ya están listos para usarse en la industria.

Reciclar vidrio ayuda a proteger el medio ambiente

El reciclaje reduce la necesidad de extracción y refinación de materias primas, lo cual genera una gran contaminación de aire y agua.

Al ahorrar energía con el reciclaje, también se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y se colabora a luchar contra el cambio climático. Por ejemplo, actualmente, en Reino Unido se ahorran más de 18 millones de toneladas de CO2 con el reciclaje, lo que equivaldría a sacar unos cinco millones de automóviles de la carretera.

Reducir los vertederos con el reciclaje

Cuando se recicla, los materiales reciclables se vuelven a procesar en nuevos productos. Como resultado, se reduce la cantidad de basura que se envía a los vertederos y se emite menos metano a la atmósfera.

¿Cómo reciclar vidrio correctamente?

A diferencia de otros reciclajes, el vidrio se re-aprovecha totalmente y mantiene todos sus propiedades sin alteraciones tras el proceso de reciclado.

Como decíamos al principio, reciclar es muy sencillo, pero no todo el mundo lo hace correctamente.

¿Qué va en el contenedor azul de reciclaje?

El contenedor para reciclar vidrio es el de color azul, y dentro de este podemos tirar:

-Botellas de vidrio: Botellines de cerveza, botellas de agua o de zumo de vidrio, botellas de vino…

-Tarros y frascos de vidrio: Tarros de conservas, botes de perfumes y de otros cosméticos, botes de mermeladas…

¿Qué no va dentro del contenedor azul de vidrio?

-Las bolsas de plástico o de papel en las que llevamos las botellas de vidrio.

-Los tapones y tapas de las botellas. Estas deberán ir en el contenedor amarillo, o el contenedor para envases.

-Elementos de cristal como vasos, copas, espejos, bombillas, ventanas, platos, y otros utensilios de menaje para el hogar. Estos deberán ir en el punto limpio de tu ciudad.

-Otros materiales como azulejos de cerámica o barro, ladrillos…

Es importante tener cuidado en no tirar estos elementos a los contenedores de vidrio, ya que podrían arruinar el trabajo de muchas personas y estropear el círculo de reciclaje.

Otros consejos para reciclar vidrio

Para reciclar vidrio puede utilizarse un cubo en el que ir acumulando exclusivamente botellas y envases de vidrio. En este, para ahorrarnos trabajo, podemos apartar los tapones en bolsas para reciclar plástico.

De forma semanal, podemos dirigirnos al contenedor azul con el carro de la compra, y procurando siempre hacerlo en horas razonables para no molestar a los vecinos con el ruido.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish