937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

Tener un panel de vidrio que dure para toda la vida es una tarea complicada si no tenemos constancia de la necesidad de cuidarlo

Auge del vidrio en el diseño y la arquitectura

Cada día utilizamos más el vidrio en el diseño y arquitectura de nuestros hogares y comercios. Sus cualidades estructurales y la posibilidad de crear piezas a medida con formas curvadas y colores a gusto del cliente potencian sus posibilidades. Pero, ¿son seguros los vidrios?

Cuando queremos realizar una nueva instalación de vidrio, debemos conocer qué materiales estamos usando. En una charla con cualquier profesional especializado de GlassStyle podrás conocer todos los tipos de cristal con los que trabajamos y las posibilidades que pueden ofrecerte en su fabricación e instalación. Si vas a realizar una instalación sencilla, donde el cristal no sufrirá el paso de las personas ni las inclemencias del tiempo; no tendrás muchos problemas. Sin embargo, en el caso de comercios o construcciones de vidrio para uso diario, las dudas pueden aumentar.

¿Tengo que proteger el vidrio de alguna forma para evitar roturas?

Sí, el cristal sigue siendo un material frágil que puede sufrir roturas por diversos motivos. Cada día, los avances tecnológicos nos ayudan a crear cristales más sólidos y fuertes. Los cristales irrompibles no existen, pero gracias a técnicas como el vidrio laminado podemos disfrutar de instalaciones de cristal mucho más sólidas que hace unos años. Pero no te preocupes. Pese a su fragilidad, pueden estar cuidados con unos sencillos pasos.

Hay que ser precavido a la hora de tratar cualquier zona que esté en contacto con los cristales. Los portazos o cerrar una ventana de golpe pueden afectar a la consistencia de los materiales y provocar roturas inesperadas. Si un cristal se encuentra en una zona móvil, cuida que el panel siempre esté bien sujeto a las superficies y si notas que se mueve mínimamente, contacta con un técnico para su reparación o sustitución.

Puedes prevenir cualquier problema sabiendo cómo cuidar un panel según el espacio del hogar donde esté instalado. En exteriores, tejados y terrazas debes elegir un cristal con una buena consistencia y nivel resistencia a las roturas muy alto. Estos cristales sufren por las la lluvia, los rayos del sol y por cualquier accidente o golpe que puedan sufrir de elementos ajenos a nuestro inmueble.

En el interior, lo mejor es tocarlo lo menos posible. Si tienes que limpiarlo, recuerda que los paneles de vidrio son muy sencillos de mantener, necesitando únicamente un trapo húmedo y un poco de desinfectante cada cierto tiempo si está en una zona en contacto con gérmenes y bacterias. Evita cualquier producto de limpieza abrasivo y ten cuidado durante su manipulación.

El mejor consejo es evitar los objetos pesados. Si tu cristal se encuentra en horizontal, puede resistir mucho peso; pero no queremos forzarlo en ningún momento. Los golpes provocados por objetos pesados son el mayor motivo de rotura que puede sufrir uno de estos paneles. Evita colgar nada pesado o colocar objetos sobre su superficie. Puedes provocar desperfectos o desconchamientos que te obligarían a cambiar la pieza completa para evitar una rotura espontanea.

Recuerda que en GlassStyle ofrecemos un servicio de asesoramiento para estudiar cualquier trabajo y ayudarte si tienes cualquier duda. También podemos sustituir cualquier panel que se haya visto deteriorado o haya sufrido una rotura. El vidrio es más frágil que otros materiales, pero el compromiso con nuestros clientes existe más allá de la instalación.

En caso de rotura, seguridad ante todo

Todos conocemos el peligro ante un cristal roto. Las lesiones provocadas por cristales pueden ser muy peligrosas, al producirse cortes provocados por los cristales proyectados a gran velocidad. También pueden introducirse escamas de cristal en lugares de nuestro cuerpo como ojos o boca que pueden casar graves lesiones. Para evitar este tipo de problemas, en GlassStyle trabajamos con vidrios templados. Estos vidrios responden a cualquier rotura convirtiéndose en miles pedacitos pequeños de cristal con los bordes romos para que no puedan provocar cortes.

Una solución para los que tengan cristales que se encuentren en constante uso, como son los escaparates de un local comercial o las mesas de un restaurante, puede ser la instalación de láminas de seguridad. Estas láminas se adhieren a la superficie del cristal y evitan que, en caso de rotura, los cristales (ya sean grandes y peligrosos cristales de una placa no tratada o los pequeños trozos de un vidrio laminado con tratamiento térmico) salgan disparadas y puedan dañar a cualquier persona.

Diversas empresas ofrecen la posibilidad de preparar láminas de seguridad para cualquier instalación de vidrio, aportando una capa extra de seguridad en caso de rotura. En caso de robos o accidentes, tienen una segunda función protectora al no permitir hacer agujeros en el cristal. El vidrio original se resquebrajará por el impacto, pero mantendrá el hueco cerrado, impidiendo el acceso al otro lado del ventanal o escaparate.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish