Cocina, salón y comedor son tres de las habitaciones donde más tiempo pasamos con la familia o amigos así que… ¿Por qué no unificarlo todo en una misma estancia? Si tienes una casa pequeña o quieres dar amplitud a tu vivienda, fusionar la cocina con el salón y el comedor es la solución que estabas buscando.

Si ya tienes claro que quieres derribar muros y conseguir que la cocina y el salón se unan, sin nada que rompa el campo visual entre una zona y otra, os contamos cómo conseguirlo.

Cambio de tendencias en decoración

Con el paso del tiempo las tendencias han ido cambiando. Si antes las casas contaban con muchas habitaciones bien separadas las unas de las otras, ahora el número de estancias se reduce pero se amplían las dimensiones de éstas.

Este cambio de tendencias se traduce en viviendas más luminosas y estancias más espaciosas.

Cuando las dificultades económicas llegaron, y la demanda para vivir en la ciudad creció, se instauró el modelo ‘loft‘ en los grandes edificios industriales del barrio Oeste, el Soho y la Tribeca. Esta tendencia neoyorquina de los años 50 tiene su máxima expresión en esta unión entre la cocina y el salón. Esta fusión es sinónimo de cercanía, calidez y confort.

Consejos para fusionar la cocina con el salón

-Es conveniente utilizar el mismo tipo de suelo en la cocina y el salón. De esta forma generaremos continuidad.

-Lo mismo haremos con las paredes. Si quieres fusionar la cocina con el salón, mejor optar por la misma pintura o papel lavado. Al menos en algunas de las paredes. Además, si colocamos una pared de vidrio en la cocina, podemos hacer lo propio en el salón.

-La isla de la barra americana debe funcionar como punto divisorio y de unión entre la cocina y el salón. Esta isla sirve para separar de manera sutil ambos espacios, a la vez que se convierte en el nexo de unión ideal entre ambos lados. La isla es también punto de encuentro perfecto para cenas y conversaciones informales.

Contar con una isla permite integrar en las reuniones familiares o con amigos a la persona encargada de cocinar. De esta forma nadie se tiene que aislar de la conversación para tenerlo todo a punto.

Encimera de vidrio

Para conseguir una barra resistente podemos recurrir al vidrio, que es un material excelente para recubrir superficies como la encimera de la cocina.

-En la misión de unificar las dos habitaciones, elegir el tipo de iluminación adecuada también nos ayudará. Podemos elegir el mismo tipo de lámparas y bombillas de la misma temperatura. Si la luz es regulable la podremos adaptar a las necesidades de cada momento. O obstante, lo adecuado es que las zonas de trabajo de la cocina o sobre la mesa del comedor la luz sea más intensa y neutra.

-Los pequeños detalles también pueden ayudarnos a generar unidad. Por ello, otros consejos son elegir la misma línea de jarrones, mismas plantas, el mismo estilo de cuadros, jugar con la misma gama de color…

Paredes de vidrio para cocinas

Las cocinas americanas son muy atractivas y funcionales. Además, como decimos, son una de las mejores opciones para ganar amplitud y luminosidad en el hogar al fusionarlas con el salón.

No obstante, al abrir la cocina al resto de la vivienda estamos facilitando que los olores y los ruidos se trasladen también al resto de la casa.

Por otra parte, al quitar las paredes resulta más costoso mantener una buena temperatura en ambos ambientes, especialmente en invierno.

Todos estos inconvenientes se solucionan colocando paredes de vidrio. De esta forma disfrutaremos de la ventaja de ganar amplitud, pero en cambio los olores, el ruido y la temperatura, se quedarán donde les corresponde estar.

Vidrio traslúcido para ocultar detalles

Si además nos interesa mantener la intimidad en la cocina y ocultar detalles porque somos un poco caos en esta estancia, podemos colocar vidrio lacado, vidrio mateado o traslúcido. Este tipo de vidrio nos permite aprovechar la luz y dar amplitud pero sin mostrar los ‘trapos sucios’ a nadie.