937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

Las cortinas de ducha están dejando paso a las versátiles mamparas de vidrio, mucho más prácticas, fáciles de limpiar y llamativas.

Además de darle al baño un aspecto más moderno y sofisticado, con las mamparas las duchas se convierten en una rutina mucho más agradable, ya que impiden totalmente que el agua salpique al exterior de la ducha o empape el suelo del baño.

Si estás cansado de tu cortina de baño y quieres apostar por todas las ventajas de las mamparas de vidrio para cuartos de baño, atención a este post porque os damos las claves para elegir la más adecuada.

Lo primordial a la hora de elegir una mampara de ducha será que se abra fácilmente, que ocupe el menor espacio posible y que no se estropeé con facilidad.

Pensar quién la utilizará

Antes de elegir una mampara de ducha deberemos valorar cuáles son nuestras necesidades. Por ejemplo, si la ducha será utilizada por niños, podemos optar por aquellas que se abren de mitad hacia arriba, ya que nos permitirán llegar desde fuera a los grifos y a los pequeños, a la vez que evitamos salpicaduras.

Si será utilizada por personas mayores o de movilidad reducida, mejor escoger mamparas resistentes y seguras, que ofrezcan puntos de apoyo.

¿Cuál es el formato de tu plato de ducha?

La forma de la mampara dependerá del tipo de plato de ducha que tengamos, además, si optamos por una mampara más alta, menos agua salpicará al exterior. También deberemos tener en cuenta el espacio que tenemos en el cuarto de baño, o el lugar en el que está colocada la ducha. Tendremos que medir también el espacio que tenemos de acceso a la ducha para valorar qué tipo de apertura colocar.

Elegir la puerta adecuada

Si nuestro cuarto de baño es pequeño, las puertas correderas permiten disfrutar de las ventajas de las mamparas sin requerir un espacio extra como ángulo de apertura. Este tipo de mamparas son perfectas para mamparas de ducha totalmente herméticas, como las utilizadas con columnas de hidromasaje.

Otro tipo de puertas son las batinentes, que dependiendo de nuestras necesidades se podrán abrir hacia fuera, hacia dentro o en ambos sentidos.

Si el tipo de ducha lo permite, los paneles fijos también pueden ser una buena opción, ya que dejan un paso amplio a la ducha y tan sólo necesitan de una sujeción a la pared.

Qué material elegir

El material que más se utiliza en mamparas es el vidrio. A mayor grosor del cristal más estabilidad. Lo más habitual suelen ser entre 4 y 8 mm, siendo el de 6 mm el más demandado. Por otra parte, el vidrio templado ofrece una mayor resistencia, por lo que es perfecto si hay niños en casa. El templado, en caso de romperse, lo haría en pequeños trozos sin caerse estos encima.

Por su parte, el acrílico ha perdido fuerza por todas las ventajas que ofrece el cristal en comparación, y porque resiste mucho mejor al paso del tiempo.

Respecto al acabado, el vidrio puede ser transparente, translúcido, mateado o vidrios de impresión digital.

GlassStyle va mas allá de los baños y cocinas convencionales, aportando a cada cliente exclusividad, siempre contando con un cuidadoso diseño y una gran calidad en el vidrio y los sistemas.

Nuestros baños ofrecen una gran variedad de sistemas y acabados con diferentes tratamientos, como vidrios serigrafiados, impresión digital, laminados en color, flotado y lacado para revistimientos y suministros para mobiliarios a medida. Todas nuestras técnicas se realizan con un diseño personalizado.

Nuestras mamparas CORREDERAS y ABATIBLES se pueden adaptar a cualquier espacio con un buen funcionamiento deslizante, gracias a la gran calidad que ofrecemos en nuestros sistemas y herrajes.

En GlassStyle tenemos la oportunidad de cambiar la visión del cliente, a la hora de diseñar o reformar un baño o cocina, pudiendo sustituir los materiales de obra por el vidrio decorado, tanto para forrar paredes, suelos o techos, dando un tono visual más elegante y moderno.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish