937 648 928 info@glassstyle.es
Seleccionar página

El desarrollo de la arquitectura en vidrio permite utilizar a día de hoy cristales curvados con muchos tipos de aplicación. En exteriores, se pueden generar nuevas formas a la hora de crear, por ejemplo, los ventanales de una vivienda, así como realizar adornos y estructuras muy complejas. En interior, su uso como separadores de ambientes, marquesinas o incluso lavabos aporta muchas posibilidades a cualquier tipo de inmueble, ya sea una vivienda o un local comercial.

Este tipo de vidrios no se limitan a curvar las aristas, sino que se posibilita redondear las esquinas de construcción creando diversas formas sobre sus ejes muy atractivas. El cristal curvo permite explorar diseños atrevidos en cualquier habitación de nuestro domicilio. La tecnología que utiliza GlassStyle está basada en el desarrollo de hornos de curvado para vidrio, con una gran cantidad de moldes que permiten mantener sus características ópticas para arquitectura y construcción. A día de hoy, este tipo de vidrio se utiliza en mobiliario y construcción de baños, cocinas y elementos del hogar. Hoy, en nuestro blog, queremos traeros cuatro buenas ideas para aplicar en vidrio en nuestro hogar.

 

Unas fotos que verás desde cualquier ángulo

Nuestro primer consejo es el más sencillo y con una aplicación más común. Cambia los marcos de tu hogar por marcos fabricados en vidrio. Al utilizar vidrio, nos aseguramos que la foto esté completamente protegida dentro de las capas de cristal y el marco no se degrade con el tiempo. Además, su limpieza es muy sencilla.

Al utilizar vidrios curvos, las fotos ganaran una nueva dimensión, permitiendo ver las fotografías desde nuevos ángulos. Puedes usar esta idea para realizar además grabados al lado de las fotografías para conmemorar momentos únicos con una inscripción o con el nombre de las personas que salen en la fotografía. Puede ser un detalle muy especial para regalos de graduación o para el Día del Padre o de la Madre.

 

Una ‘matrioshka’ de mesas de centro

Todo hogar tiene una mesa frente a los sofás en el salón. A la hora de elegir qué mesa utilizar, solemos quedarnos con la funcionalidad por encima de su estética. Esto nos hace elegir la mesa más grande por si, en algún momento, debemos reposar muchas cosas encima suya. Nosotros apostamos por darle un giro a esta idea.

Una ‘matrioshka’ de mesas de centro

Se pueden realizar diseños muy simples con cristal curvo para poner una mesa en tu hogar, haciendo que las aristas de dos de sus extremos formen una pequeña ola hasta llegar al suelo. Si encargas varias mesas gemelas de distintos tamaños y las posiciones una dentro de la otra puedes tener una pequeña mesa central en tu salón que se puede dividir en varias mesas más pequeñas para colocar bebidas, revistas o nuestra bandeja con la cena.

 

Unos estantes dividido en secciones

Las estanterías de cristal no parecen muy seguras. Aunque estamos hablando de vidrio GlassStyle, con un sello de calidad garantizada. De todas formas, no nos referimos a grandes estantes. Aprovecha pequeños paneles de vidrio curvados formando un pequeño zigzag para colocar elementos en tu pared. Aprovecha las dos superficies diferenciadas para poner, quizá en un lado una planta, y en el otro una retrato de la familia.

Este tipo de estantes da lugar a diseñar nuestro salón con formas geométricas atrevidas y diferenciando en distintas alturas los artículos que tenemos expuestos encima de nuestro mobiliario.

 

Que las olas del mar guíen nuestro camino

Nuestro último consejo es meramente decorativo y pensado para salones que van a dividir sus estancias o para pasillos especialmente anchos. Utilizar el vidrio curvado como separador permite crear formas geométricas que sirvan no solo para separar las habitaciones, sino como zona estructuralmente atractiva en la casa. Ambas estancias quedarán delimitadas y tu vivienda podrá entrar en las revistas de interiorismo del mercado.

Las olas de vidrio

Muchos separadores se instalan con vidrio plano, pero atreverse a utilizar cristales moldeados en forma de onda ayudará a construir un espacio moderno y alejado de tendencias clásicas. Puedes usar también este tipo de cristales ondulados para dividir un pasillo en un camino de ida y otro de vuelta, aprovechando su altura para definirlos como muros o catenarias.

Call Now Button
CatalanEnglishSpanish